¿Qué es y cómo crear un Moodboard para tu marca?

¿Qué es?

Su traducción literal es mapa de inspiración y aunque su uso está muy asociado al ámbito de la decoración de interiores o la moda, realmente se utiliza en entornos creativos, desde el diseño de productos o servicios hasta el audiovisual o el diseño gráfico.

El moodboard es una herramienta creativa que consiste en una visualización rápida de imágenes y palabras clave en un mismo soporte, a modo de lluvia de ideas que nos ayuden a preparar el cerebro para la fase de conceptualización de un proyecto, de ahí viene el nombre de inspiración.

Estas imágenes y palabras pueden ser tanto físicas, con recortes de revistas o páginas impresas, como en formato digital. Un ejemplo de moodboard digital muy conocido podría ser un muro de Pinterest, que partiendo de un tema en específico se aglutinan imágenes y palabras que nos sirven para crear la estructura de un proyecto.

Dar con la identidad visual perfecta para tu proyecto no es tarea fácil, necesitamos encontrar un estilo visual que identifique a la empresa, marca o negocio y la diferencie de la competencia y esa es una de las partes más complejas del branding, contar con un estilo visual único y que marque la diferencie con las marcas amateurs.

Crear un moodboard es un paso sumamente importante a la hora de diseñar la identidad visual para una marca, necesitamos comprender bien para qué sirve esta herramienta y cómo puedes evaluar el desempeño de este proceso creativo.

Elementos que lo conforman

Para que puedas comprender un poco mejor en qué consiste la estructura del moodboard, este listado puede estar formado por los siguientes elementos:

  • Imágenes y fotografías
  • Ilustraciones
  • Texturas
  • Paleta de colores
  • Tipografías
  • Frases
  • Objetos
  • Diseños
  • Palabras clave
  • Conceptos

Podremos incluir cualquier otro elementos visual que pueda reproducirse sobre una imagen. ¡En realidad cualquier cosa vale! El único requisito indispensable para poder incluir algo a nuestro moodboard es que aquello debe inspirarnos y ser portador de una idea. Debe estar alineado con los valores que queremos transmitir con nuestra empresa, marca o negocio.

Antes de que nos pongamos a revisar Internet en busca y captura de imágenes, métete esta idea en la cabeza, el moodboard no es el primer paso. Antes necesitamos tener claro el tipo de marca, que queremos conseguir con ella, aunque sea sólo una vaga idea. Deberemos haber definido la misión y valores que queremos transmitir, además del público objetivo al que vamos a dirigirnos.

¿Cómo se hace un moodboard?

Aunque cada uno puede adaptar la realización del mismo como se sienta más cómodo o como le resulte más efectivo, hay unos pasos a tener en cuenta para sacarle el máximo rendimiento a esta herramienta:

Poner un título: Para comenzar a visualizar el moodboard es importante poner un título que nos ayude a enfocar el concepto principal.

Definir las palabras clave: Para seguir acotando más el contenido de nuestro mapa de inspiración es importante definir palabras clave, aunque también debemos limitar el número de palabras clave para no perder el foco en lo que nos interesa, podríamos hablar de entre 3 y 5.

Hacer un brainstorming de imágenes: una vez que tenemos las palabras clave es el momento de buscar una gran cantidad de imágenes que nos ayuden a visualizar el concepto que estamos buscando.

Seleccionar las imágenes: Tras la búsqueda de todas estas imágenes realizaremos un filtro para quedarnos con las que más se ajustan a las necesidades de nuestro concepto, evitando que se repitan imágenes iguales o que no aporten valor.

Tener en cuenta la colocación de los elementos: Una vez que tengamos las imágenes y las palabras clave, el último paso es colocar los elementos en el mismo soporte con un orden que nos ayude a estructurar la información de la mejor manera posible.

A partir de aquí, el siguiente paso es analizarlo y comenzar a generar ideas para nuestro proyecto de manera constante, el moodboard no es un documento que tenga fin, sino que este proceso se puede ir realizando periódicamente para crear distintivos de marca y lanzarlos con regularidad para que la competencia jamás te alcance.

Suscríbete al Blog de Merkatus 360
Recibe tu shot de marketing de manera mensual

Deja una respuesta