Conceptualización de marca

Un proceso de conceptualización consiste en definir las ideas base y principales que serán utilizadas para la estructura de un proyecto, y que a su vez servirán para orientar el lineamiento de diseño y comunicación. 

En el ecosistema del marketing, muchas veces conceptualizamos sin darnos cuenta, ya que en todo momento estamos expuestos a distintos estímulos, desde los medios offline u online que nos rodean.

Éstos nos generan pensamientos, sensaciones e ideas, pero no por casualidad, sino porque dichos estímulos fueron previamente conceptualizados por alguien, para promover e impulsar alguna idea en específico.

Es sumamente importante vivir este proceso cuando creamos una nueva marca, empresa o negocio, ya que todo lo que vamos a desarrollar posteriormente responderá a una dirección coherente en términos funcionales y visuales.

Para iniciar con el proceso creativo, es necesario hacer uso de algunas técnicas que permitan, no solo crear ideas, sino ideas innovadoras y funcionales para nuestros objetivos.
A continuación, les dejamos 3 puntos básicos y principales:

  •  Brainstorm: La idea principal es buscar el mayor número de ideas posible en un corto periodo de tiempo, en esta técnica los participantes aportan ideas sin orden ni filtro, estas ideas se recogen primero sin evaluación ni censura y luego se valoran.
  • Mood Board: Es un tablero de inspiración, consiste en exponer y aterrizar un concepto, una idea o definir una línea gráfica sobre la que se trabajará de ahora en adelante, se trata de graficar de definir alguna línea gráfica a trabajar con colores, tipografías, símbolos, texturas, etc. 
  • Mind Mapping: Consiste en partir de una idea central y, a partir de ahí, comenzar a hacer ramificaciones a partir de conceptos relacionados que nos ayudarán a generar ideas nuevas y complementarias, sirve para organizar y representar la información de forma rápida, organizada y estructurada.

Para empezar con el proceso de conceptualización tenemos que seguir una lista de pasos que nos ayudarán en el camino y reducirán el riesgo de fracaso al momento de sacarlo al mercado:

  • ¿Qué hace el producto / servicio?
  • ¿Qué tiene de diferente?
  • ¿Para quién es?
  • ¿Qué necesidad cubre?
  • ¿Qué se quiere transmitir?
  • ¿Qué canales de difusión se utilizarán?

Elementos de la conceptualización de una marca

Naming: Es vital crear un nombre que impacte en su mercado y que esté alineado a la naturaleza del negocio, debe ser un nombre único y fácil de recordar, que además pueda cautivar y representar el carácter de la marca.

Lenguaje. Para desarrollar adecuadamente el lenguaje de marca, debemos de tener identificado a nuestro buyer persona, para saber en qué tono y voz comunicaremos nuestros mensajes y tengan alto impacto y cercanía con nuestra comunidad.

Slogan. Es un elemento clave en el concepto de marca, ya que es la segunda carta de presentación y tiene que transmitir en pocas palabras lo que realmente hace y soluciona la marca, deja de lado el romanticismo y transmite claramente tu concepto.

Línea de diseño. Lo ideal es analizar todos los elementos que componen la marca y empezar a imaginar la mejor forma de plasmarlos visualmente, considerando los colores, tipografías y estilos que mejor representan las características y personalidad de la marca.

Este es el proceso clave para que una marca tenga éxito en un futuro, la marca será el activo más importante de tu negocio y por ello, debes de crear un proceso de conceptualización único, diferente y fuera de lo convencional.

Suscríbete al Blog de Merkatus 360
Recibe tu shot de marketing de manera mensual

Deja una respuesta