¿Cómo elegir el nombre perfecto para tu negocio?

En esta fase de creación de marca, seguramente te encontrarás definiendo qué producto o servicio ofrecer, cuál será tu público objetivo y qué canales usar para promocionar y vender. Pero, además, es muy probable que estés pensando, en el nombre que le pondrás a tu marca y tiene que ser un nombre que impacte y rompa tu mercado, recuerda que la gente esta cansada de ver siempre lo mismo.

Uno de los consejos que te podamos dar es que en la lluvia de ideas que tengas con tu equipo salgas de lo obvio, de lo convencional y de lo que toda la gente se espera, el naming debe de ser impactante para poder llamar la atención de nuestros consumidores y es sumamente importante que esté alineado a la naturaleza del negocio y sea congruente con lo que ofrece.

La importancia del Naming

Las empresas suelen asumir que si tienen los productos o servicios adecuados, no importa cómo se llamen, sin embargo, la verdad es que el nombre es uno de los elementos más críticos para la diferenciación de la marca y la elección de los usuarios o consumidores por la misma.

Sin él, los clientes nunca podrían establecer una verdadera conexión, por eso es necesario contar con una estrategia de naming desde el arranque de tu negocio.

Diseñar una estrategia de naming es un componente crucial para potenciar el marca, impulsar el alcance, ganar la confianza del consumidor e impactar su mercado meta. Por desgracia, acertar con la estrategia de naming no siempre es tan sencillo como parece.

El nombre de una marca no es sólo una selección de letras bien colocadas; es la forma de empezar a crear una conexión emocional con el público.

¿Qué tienen en común todos los buenos nombres de marca?

  • Son fáciles de recordar
  • Son originales o cuentan con personalidad
  • Se distinguen de otras marcas
  • Cuentan con buena sonoridad y legibilidad
  • Transmiten los valores o la personalidad de la empresa
  • Son flexibles y nos permiten evolucionar con el tiempo

¡Sigue los siguientes consejos que te daremos para crear el nombre perfecto para tu negocio!

El nombre debe de ser disruptivo, único y distintivo

El nombre debe contribuir a que la marca sea recordada por el consumidor, para dar con un nombre destacable, es importante que previamente estudiemos de cerca a nuestra competencia.

Nos ayudará a proyectar una personalidad propia, identificable e innovadora.

Como ejemplo, si comprobamos que el resto de empresas de la competencia usan muchos anglicismos en sus nombres, quizá podemos decantarnos por un nombre en castellano. Por otro lado, si nuestra competencia usa nombres más clásicos, puede ser buena idea escoger un nombre algo más rompedor.

El nombre debe ser flexible y evergreen

Te debes asegurar que el nombre escogido permita que la marca evolucione hacia el futuro, incluyendo nuevos productos o servicios. Los nombres que describen una actividad o atributo concreto de la marca, o que cuentan con una mentalidad muy local, nos resultarán problemáticos más adelante.

El nombre debe ser sugerente y evocador

Debemos intentar que el naming o nombre de marca comunique valores relevantes y diferenciadores. Cuanto más concreto es el concepto al que hace referencia el nombre, más fácil será de retener en la memoria, valoraremos si queremos un nombre más abstracto y más distintivo, o un nombre más concreto pero menos diferenciador.

¡Cuanto más innovador es un producto, más innovador debe ser también su nombre!

El nombre debe ser coherente y congruente con lo que ofrece la empresa

Este es un punto importante, ya que debemos de transmitir congruencia desde el nombre hasta la experiencia de compra con nuestro negocio, si ofrecemos un producto a favor del medio ambiente, debemos de utilizar los colores correctos como el blanco, verde y azul.

El concepto que se quiere ofrecer en el mercado debe de ir de la mano con el nombre para lograr transmitir desde un inicio su giro, valores, filosofía y necesidad a cubrir dentro del mercado.

El nombre debe ser pronunciable y legible

Los buenos namings son agradables a la vista y al oído (son eufónicos). Los nombres creados localmente pueden acarrear problemas de legibilidad, no olvidemos que construir la identidad de una marca impronunciable es mucho más complejo y costoso. Necesitaremos más inversión para lograr que el nombre impacte en la cabeza de la gente.

El nombre debe ser registrable

Actualmente se realizan controles de identidad en las oficinas de marcas de todos los países para comprobar si los nombres se encuentran ya registrados. En México el organismo que se encarga de controlar el registro de namings es el IMPI. Por tanto, el nombre debe ser exclusivo y apropiable a nivel legal.

Es preferible que también cuentes con un dominio disponible en todos los canales digitales que la marca decida estar.

Si estas pensando en emprender, ya tienes conocimiento en el tema y lo único que tiene que hacer es empezar con el proceso creativo, seguro estos consejos te serán de gran ayuda, no te olvides de crear un concepto disruptivo y diferente a lo que ya existe en tu mercado.

Suscríbete al Blog de Merkatus 360
Recibe tu shot de marketing de manera mensual

Deja una respuesta